Nacional Principal

El llamado muro de la paz de AMLO se convirtió en miedo y represión: Jesús Zambrano

  • Necesaria la igualdad entre mujeres y hombres para el desarrollo de México
  • Debemos luchar hombro con hombro para reparar la deuda histórica que tenemos con las mujeres

Redacción / Ventanaver. Xalapa, Ver., 09 de marzo de 2021.- Jesús Zambrano Grijalva, Presidente Nacional del Partido de la Revolución Democrática (PRD), reconoció a las líderes perredistas que luchan por la justicia y libertad de las mujeres. Asimismo, condenó los actos de represión que el día de ayer se dieron tras la marcha conmemorativa del 8M. “El llamado muro de la paz de López Obrador se convirtió en muro del miedo y la represión solapada por la Jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum. Es claro que la intervención de los policías exacerbó al movimiento feminista”.

De igual forma, el líder perredista mencionó que, aunque López Obrador se ufane en decir que su gobierno no es represor, que garantiza libertades y evita la violencia, los hechos hablan por sí solos. “Es una acción inaceptable lanzar gas lacrimógeno a las mujeres y sobre todo aparentar tener francotiradores en la azotea de Palacio Nacional, independientemente de que las armas sean antidrones o de fuego, pues la intención fue aterrorizar a las mujeres”.

Tras el señalamiento de López Obrador en el que menciona que los “conservadores” se disfrazan de feministas para cooptar la lucha de las mujeres, Zambrano Grijalva sostuvo que el ser feminista y exigir un alto a los feminicidios “no es moda, ni conservadurismo fascistoide. Los conservadores y dictadorzuelos son los que se resguardan en su palacio tras murallas metálicas. Ni Díaz Ordaz lo hizo”.

Además, Zambrano Grijalva enfatizó que es obligatoria la igualdad entre hombres y mujeres para el desarrollo de México. El PIB podría crecer cerca del 15 por ciento si se incorporaran al menos 8 millones de mujeres al mercado laboral formal. “Las mujeres están en clara desventaja en su desarrollo escolar y profesional por discriminación y violencia laboral. No son raros los despidos injustificados relacionados con la maternidad, acoso y hostigamiento. Si el Gobierno Federal se diera a la tarea de crear políticas públicas eficientes para incorporar a las mujeres al mercado laboral, otra cosa sería”.

Por último, el líder perredista reiteró que es urgente lograr un equilibrio político para luchar hombro con hombro y contrarrestar la deuda histórica que tienen los líderes políticos y la sociedad con las mujeres y los grupos más vulnerables. “El Gobierno Federal se jacta de decir que su administración es la más feminista de la historia, pero no es así. Es evidente que solo restringe derechos; sigue sin garantizarles a las mujeres una vida libre de violencia, al contrario, las repelen con muros. El presidente no afronta el problema de la violencia hacia las mujeres, lo evade”, finalizó.