Internacional Principal

Canadá suspende vuelos a México; podrá a viajeros en cuarentena

Redacción / Reforma. Ottawa, Canadá., 29 de enero de 2021.- El Primer Ministro canadiense Justin Trudeau anunció este viernes la suspensión de todos los vuelos a México y El Caribe hasta el 30 de abril, así como la exigencia de una prueba negativa para quienes arriben al país.

“El Gobierno y las principales aerolíneas canadienses han acordado suspender servicios a algunos destinos inmediatamente”, informó el Primer Ministro.

“Air Canada, West Air, WestJet, Sunwing y Air Transa cancelarán el servicio aéreo a todos los destinos del Caribe y México empezando este domingo y hasta el 30 de abril”.

Las nuevas restricciones, en respuesta a las variantes más contagiosas del coronavirus, incluyen la obligación para todos los viajeros que arriban a Canadá a guardar 14 días de cuarentena en un hotel a su propia costa.

Todas las personas que regresen a Canadá deberán someterse a la prueba PCR antes de abordar sus aviones y nuevamente a su arribo al aeropuerto.

“Los viajeros deberán aguardar los resultados de su prueba durante tres días en un hotel autorizado, a su propia costa, que se prevé será más de 2 mil dólares”, dijo el Mandatario.

“Los que obtengan resultados negativos podrán seguir la cuarentena en casa bajo estricta vigilancia”.

Quienes den positivo deberán observar la cuarentena en instalaciones del Gobierno para tener la seguridad de que no portan variantes de mayor peligrosidad, agregó.

Trudeau detalló que las aerolíneas se pondrán en contacto con sus clientes que se encuentran de viaje a esas regiones para organizar sus vuelos de regreso.

A partir de la semana próxima, todos los vuelos internacionales de pasajeros deben aterrizar en uno de los siguientes cuatro aeropuertos: Vancouver, Toronto, Calgary y Montreal.

Estas medidas tienden a desalentar las vacaciones para evitar el gasto de 14 días de hotel al regreso.

“Es excelente. Qué pena que hayan esperado tanto. Deberían haberlo decidido hace mucho tiempo”, dijo el doctor Andrew Morris, profesor de enfermedades infecciosas en la Universidad de Toronto. “Sin duda es un paso en la dirección correcta”, dijo.