Columna Yamiri Rodríguez Madrid

Veracruz, la insensibilidad con el dolor ajeno

La vuelta a Veracruz en un teclazo

Por Yamiri Rodríguez Madrid 

Ayer, pasadas las 10 de la mañana, el gobernador Cuitláhuac García Jiménez, salió a dar una conferencia de prensa, la primera del año, junto con el secretario de Salud, Roberto Ramos Alor, referente al semáforo epidemiológico en Veracruz. 

Como es costumbre, se difundió a través de sus redes sociales; sin embargo, lo que pasó en su Facebook es una biopsia de la empatía que tiene esta administración estatal con los miles de familiares de víctimas del delito. Mientras el mandatario morenista hablaba, hablaba y hablaba, comenzaron a llegar una serie de mensajes de texto de familiares y amigos de Samara Aurora Arroyo Lemarroy, quien hasta ayer llevaba 13 días desaparecida. 

#SamRegresaACasa #NiUnaMenos, eran los hashtags que acompañaban la exigencia de justicia para que indaguen las pistas, para que dejen de “filtrar” información y se pongan a hacer su trabajo. El bombardeo ante las poquito más de 600 personas que veían por esa plataforma al Gobernador, es entendible ante la desesperación que deben estar pasando. 

Inmediatamente, como acostumbran ante una crítica, diversos perfiles que aparecían en Facebook burdamente como “Distribuidor de Contenidos”, comenzaron a atacar a quienes enviaban estos mensajes, diciendo que eran bots que solo querían dañar la imagen del Gobernador, el “mejor” que hemos tenido y que hasta “afortunados” somos los veracruzanos por contar con él, todo desde su óptica. 

En su fallido intento por diluir la cascada de exigencias, en todo momento respetuosa, sin ninguna palabra altisonante, escribían loas a García Jiménez y hasta manitas aplaudiéndole; sacaron el hashtag #FueraBots y les pedían que tuvieran “tantita vergüenza” y no se “aprovecharan” de la desaparición de la joven.   Lejos de ayudar al Gobernador –que en ese momento ni enterado estaba de lo que estaba pasando en su Facebook-, sus “colaboradores” lo hacen ver no solo como un político distante, sino hasta indolente con la situación de esa y de muchas otras familias que están en la misma situación, buscando a los suyos, moviendo mar y tierra. 

Pueden pelearse en redes, si les parece fructífero, con los panistas, priistas, perredistas, petistas o militantes y seguidores del partido que quieran, pero meterse con quienes solo buscan a sus seres queridos, no solo es poco inteligente, sino hasta ruin, pero en política y gobierno, todo obedece a una sola línea. 

Ojalá y aparezca con bien Samara y todas y todos quienes están desaparecidos en Veracruz y en México. 

@YamiriRodríguez