Astrolabio Político Columna

El último Rey de Escocia vive en Veracruz

Astrolabio Político

Por: Luis Ramírez Baqueiro

“El que es temido por muchos, debe temer a muchos.” – Publio Siro.

Veracruz enfrenta un muy grave escenario político-social-económico tras lo ocurrido el pasado fin de semana en el municipio de Tuxpan, con la detención de un ex dirigente de Partido Opositor (PRD) y ex secretario de Gobierno de la pasada administración estatal.

Lo ocurrido evidencia la construcción de un “Estado de Terror” con el amparo de las instituciones de Gobierno, mismas que son empleadas y utilizadas para subyugar al oponente político.

Hoy en Veracruz cualquier mujer u hombre libre será susceptible de ser criminalizado si así se le antoja a la autoridad.

El Gobierno Estatal que tanto afirmó ser diferente a los que le antecedieron, da muestras de un nivel brutal de absolutismo, represión y por ende de totalitarismo, vamos estamos en el ensayo de un estado dictatorial, que al transpolar al ámbito federal asoma lo que se nos viene.

Lo sucedido con Rogelio “N” hoy convertido en preso político –así aludan, mil y un inventos más- pudiera encontrar un símil con lo sucedido en la Uganda de la década de los años 70’s del siglo pasado.

Así bajo el uso de la presión política para intentar apoderarse del poder de forma absoluta, dejando de lado los más elementales pasos de la democracia, encienden los focos de alarma.

Hoy Veracruz tiene a su último Rey de Escocia, su propio Idi Amin, su propio dictador africano, personificado en su secretario de Gobierno.

Los escenarios de horror que Amin construyó en la Uganda de su tiempo quedaron evidenciados hasta en el mismo cine, donde la película “El último Rey de Escocia” drama británico del año 2006, dirigida por Kevin Macdonald y basada en la novela homónima de Giles Foden, adaptada por Peter Morgan y Jeremy Brock narra los horrores infringidos por el dictador.

Así, quienes son amantes del cine pueden tener como comparativo las actuaciones del extraordinario Forest Whitaker y James McAvoy en los papeles principales. La interpretación de Whitaker del dictador Idi Amin le hizo merecedor de un Premio Óscar, un Globo de Oro y un BAFTA, entre otros.

Mientras el hoy último Rey jarochobajacaliforniano hace y deshace a su antojo, violando derechos y garantías consagradas en la Constitución, la cual seguramente emplea para calzar la pata del escritorio desde donde toma sus bienaventuradas decisiones dictadas por control remoto a sus esbirros.

Triste realidad, pues a pesar de que las y los veracruzanos buscaron mediante el único proceso válido cambiar la realidad de su país y estado, que es el voto libre y secreto, para toparse con que sus autoridades, ahora pueden volverlos delincuentes de la noche a la mañana, solo por pensar distinto.

¿Qué habrá de suceder?

Seguramente dos acciones, por un lado, la judicialización del imputado, que será internado en un penal –quizá el de Tuxpan- para hacerle pagar por los delitos fabricados –ultrajes a la autoridad-, a la vez, anular la posibilidad de que sea candidato a diputado federal por el PRD, exhibiendo colateralmente el miedo a lo que seguramente será su escenario electoral, la derrota.

Del otro lado, seguramente las dirigencias nacionales que conforman la Coalición Va por México (PAN, PRI y PRD), llevarán el tema al escenario nacional, exhibiendo como el Gobierno de Veracruz retiene por todas las vías a actores políticos de oposición, dándoles el estatus de “preso político” y presionando para su pronta liberación.

Pero la realidad es más poderosa, lo que sucede en Veracruz es la evidencia de lo que la misma sociedad debe repudiar, contener y rechazar, por lo que tantos mexicanos ofrendaron sus vidas en guerras y momentos históricos, acabar con la opresión de un gobierno de terror.

Así queda confirmado que el último rey de Escocia deambula por Veracruz.

Al tiempo.

[email protected]

Twitter: @LuisBaqueiro_mx