Columna Yamiri Rodríguez Madrid

El Chapo no tiene llenadera

La vuelta a Veracruz en un teclazo

Por Yamiri Rodríguez Madrid 

La licencia que la Cámara de Diputados otorgó hace unos días al diputado federal veracruzano, Jesús Guzmán Avilés, es la clara muestra de que su hermano, Joaquín, el dirigente estatal del PAN, no tiene llenadera. 

Sus hermanos han hecho “carrera” bajo la sombra de su cacicazgo político allá en la región de Tantoyuca. Sin él, difícilmente habrían llegado a una regiduría, pues han sido grises, sin contenido, ni trascendencia. 

En esta legislatura federal, tanto Jesús como María del Rosario, obtuvieron una curul en San Lázaro. El ingeniero la jugó por el distrito II y su hermana llegó por la vía plurinominal. Antes, Jesús ya había sido síndico del ayuntamiento de Tantoyuca, Presidente Municipal, Presidente del Comité Municipal del PAN en ese punto de la zona norte y candidato a diputado local en el 2004.  Habrá que preguntarles a los ganaderos veracruzanos qué ha hecho como su representante popular desde la Comisión de Ganadería. 

María del Rosario ya fue senadora suplente en dos ocasiones -aunque solo en una rindió protesta-, así como diputada local. Al igual que Jesús, se desempeñó también como Presidenta del Comité Municipal del PAN en Tantoyuca. Y aunque actualmente está en las comisiones de Marina, Justicia y Seguridad Pública, difícilmente la escuchará usted hacer un pronunciamiento sobre alguno de estos tres temas. 

El propio Joaquín ha sido dos veces diputado local y dos veces presidente municipal de Tantoyuca; pareciera que para ser candidato a lo que sea el único requisito es ser de su familia. Y luego se dicen sorprendidos de por qué se les va la militancia si solo postula a los suyos. 

Las cosas en Morena 

Hablando de necedades, ahí está la lista de candidatos a diputados federales de Morena en Veracruz. A Américo Zúñiga y Adolfo Mota les hicieron tremendo regalote al ponerles enfrente a los actuales diputados federales de Xalapa Rafael Hernández Villalpando y Claudia Tello Espinoza. Solo basta con que los priistas le pregunten a los xalapeños cuántas veces ha regresado este par a las colonias o qué han hecho por la ciudad desde la posición que pretenden conservar, para desbarrancarlos. 

Y es que tanto como Carmen Mora en Coatepec, Paola Tenorio Andrade en San Andrés Tuxtla, Flora Tania Cruz Santos en Coatzacoalcos y Valentín Reyes López en Cosamaloapan, han estado en la hamaca legislativa estos casi tres años; sin trabajo propio, con nulas en algunos casos, y muy pobres participaciones en la tribuna y sin trabajo de gestión. Y aún así tendrán el descaro de ir a tocar puertas para pedir el voto. 

Por eso, tiene poco menos de 70 días para analizar bien los perfiles de cada uno de los contendientes en la boleta electoral antes de  emitir su voto el próximo domingo 6 de junio. 

@YamiriRodriguez