Columna Línea Caliente

El “Caballo de Troya” del Bola 8 en Xalapa

Línea Caliente

Por Edgar Hernández*

¡Listo el tamal para atropellar a Ahued!

De los sótanos del poder de Palacio se filtra una operación encubierta para atajar a como de lugar al virtual candidato de Morena a la capital veracruzana, Ricardo Ahued Bardahuil.

Una apuesta millonaria conjugada con un soterrado maniobreo político, llevarían a la Presidencia Municipal de Xalapa a una figura de papel, a un siervo de Cuitláhuac, a uno manipulable hoy escondido en el membrete de un partido morralla.

La operación electoral, atrás de la cual está el Secretario de Gobierno, Eric Cisneros, se extiende a 27 municipios más donde se pretende meter, por decirlo de modo alguno, a igual número de caballos de Troya.

Es una operación encubierta encaminada a hacer a un lado a candidatos de Morena incómodos, sin liderazgo o con escasas posibilidades de ganar por la vía del apoyo de otros candidatos de partidos de registro reciente o aspirantes ganadores que una vez en el poder queden sometidos al imperio de la 4T.

Por decirlo de alguna forma, se trata de que Morena gane perdiendo.

El caso Ahued.

Metido en una ratonera en donde si sale se lo come el gato o muere de inanición dentro de su madriguera, Ricardo Ahued, designado desde el centro, ha venido siendo objeto de la discordia entre las tribus de Morena.

No lo quieren las fuerzas fácticas que encabeza Cuitláhuac; es enemigo jurado de Eric Cisneros y Manuel Huerta Ladrón de Guevara; la familia de la 4T lo ve con desprecio y la propia militancia lo ve como el forzado aspirante que irá por una alcaldía, Xalapa que incluso ganándola podría ser su tumba.

Es por ello que desde las cañerías de Palacio se está preparando una operación encubierta, un “Caballo de Troya”, que eche abajo las aspiraciones presentes y futuras de Ahued que si no gana el 2021, cero posibilidades tendría de ganar el 2024.

Para el arrebato electoral el candidato encubierto ya está avisado -ya hasta le dieron un fuerte adelanto financiero- para que empiece a preparar el terreno embozado bajo la sombrilla de un candidato con liderazgo ciudadano.

El “Caballo de Troya” contará asimismo con el apoyo de ciertas autoridades electorales para empujar la victoria vía algoritmo, así como los operadores electorales morenos listos para, bajo el agua, empezar a trabajar vía despensas, materiales y compra directa de voto en la víspera electoral.

Ricardo Ahued, quien sigue deshojando la margarita en espera de que la base Morena se pronuncie y que la dirigencia formalice su candidatura, se observa muy cándido, apartado, institucional y respetuoso de los tiempos sin entender que juega con una bola de trúhanes encabezados por el “Bola 8”.

¿Cuánto cuesta un voto en Xalapa?

Las estimaciones van de 300 pesos a dos mil pesos para un electorado estimado para alcanzar la victoria en 82 mil electores repartidos en 13 partidos políticos.

La dispersión comicial dará lugar a que quien alcance los 27 mil se pueda llevar la victoria sin contar, desde luego, con el eventual robo de urnas, la “Operación Carrusel”, prevista para el día de la elección, el abstencionismo alimentado por campañas de miedo para que la gente no salga a votar y la ayudadita de los responsables del escrutinio.

En campañas anteriores se han estimado gastos financieros hasta de 32 millones de pesos por partido y candidato para alcanzar el triunfo en la capital.

Hoy, sin embargo, ante el repudio ciudadano a Morena por el pésimo gobierno de Hipólito Rodríguez, la inversión financiera y la apuesta política para que gane Morena, estima en 70 millones de pesos.

Xalapa será pues, la muestra representativa de lo que se pretende en otros municipios donde Morena avizora la derrota, circunstancia que tiene muy preocupado al Presidente López Obrador, quien dispuso se volcara todo el apoyo financiero para preservar la tercera reserva electoral del país.

Hoy el miedo no anda en burro.

Tiempo al tiempo.

*Premio Nacional de Periodismo