Astrolabio Político Columna

Cuando la derrota se asoma

Astrolabio Político

Por: Luis Ramírez Baqueiro

“Todos los hombres pueden caer en un error; pero sólo los necios perseveran en él.” – Marco Tulio Cicerón.

El proceso electoral del 6 de junio avanza, a 87 días de desarrollarse la jornada comicial, Morena avizora la que será su realidad, una gran derrota.

Por más encuestas, estudios demoscópicos, mediciones de confianza y todos los elementos de la estadística avanzada que se han comenzado a aplicar para determinar los escenarios, la realidad es que la sociedad acumula una sensación generalizada de traición.

Aquellos que con ojos cerrados votaron en el pasado proceso electoral del 2018 y que llevaron a la presidencia, gubernatura y Congreso a todos los candidatos de ese instituto político, están ofendidos, lastimados, decepcionados.

Y no fue su culpa, por el contrario, ellos apostaron por lo que les pareció la mejor apuesta, la mejor vía para intentar dar un cambio de timón a una serie de gobiernos fallidos en donde la corrupción era el factor de hartazgo.

Pero el remedio resultó una verdadera purga para la sociedad, los resultados en todos los frentes: económico, seguridad, salud, desarrollo social, infraestructura, turismo han sido literalmente desmantelados, borrados, por una obcecada necedad a eliminar las estructuras del pasado, para deformar la realidad.

Cuando la simple solución de todo, era aplicar la Ley.

Culpar a los modelos económicos de la situación del país, afirmar que grupos –mafias- son las responsables de la crisis actual, resulta a los ojos de la población una verdadera y aberrante mentira, una falta total de responsabilidad sobre la serie de acciones que han emprendido y que finalmente es lo que mantiene la economía con números de decrecimiento, no vistos desde 1932.

Y ni hablar de la seguridad, esa que resolverían metiendo al ejército a los cuarteles, y que como nunca apuntan a una evidente y abierta militarización del país, no observada desde tiempos posteriores a la Revolución de 1910.

Pero regresando a la realidad, al México actual, al que duele a las y los mexicanos, las cosas asoman ya visos de derrota, claro para quienes hoy se ufanan de que todo marcha de maravilla.

Y le platico por qué.

Desde que el pasado fin de semana, el aún secretario de Gobierno, E. Patrocinio Cisneros Burgos, lanzó amenazas no disimuladas, sobre regidores, ediles, de llevarlos a la cárcel por todo y por nada, se evidenció el nivel de terror que la estructura cupular del Gobierno Estatal muestra de cara al proceso electoral.

Hoy se sabe de un plan ya estructurado para abiertamente detener a todos los posibles opositores que vayan propuestos a cualquier cargo inclusive por la vía plurinominal.

Resulta que desde las cañerías del aparato gubernamental han comenzado a buscar hasta la deuda de materias en la secundaria y preparatoria, hasta el haberse pasado un alto en la vía pública para ser llevado a una especie de juicio sumario –con el respaldo de la Fiscalía General del Estado (FGE) y del Poder Judicial- para anular posibilidad alguna de sus aspiraciones políticas.

Y es que disputas de todo tipo, comerciales, laborales, civiles, penales han sido puestas en operación con la miserable intención de anular a cualquiera o cualquier aspirante.

El tema llega más lejos creando versiones infundadas de actos que van hasta acusar influyentísimo para el colocarse una vacuna, al grado de que los comparan con el mismísimo Joseph Goebbels –el responsable de la Propaganda en el Régimen Alemán Nazi- solo que acá son del régimen machista de la cuarta deformación.

Y es que este personaje advertía que la repetición de una mentira mil veces la convertiría en verdad, solo que las que estos cuentan, ya ni ellos se las creen.

Pero sabedores que aquel tsunami electoral producto de la imagen y presencia del hoy presidente López no habrá de ayudarlos, la desesperación los hace rayar ya en una especie de esquizofrenia política, que los hace inclusive ver sombras, oír voces que apuntan a la inminente derrota.

Lo cierto es que, a pesar de saber que las cosas no les favorecen y para ello preparan en paralelo la posible implementación de un gran fraude electoral con el uso de la fuerza, el verdadero terror que los corroe es la reacción que habrá de venir desde Palacio Nacional.

Ese es el verdadero temor, se sabe que desde las mismas oficinas del Ejecutivo preparan a la guadaña contra quienes envalentonados siguen lanzando amenazas y acciones que los asoman a la inminente derrota.

Al tiempo.

[email protected]

Twitter: @LuisBaqueiro_mx